Valoración del Usuario: 1 / 5

estrella activaestrella inactivaestrella inactivaestrella inactivaestrella inactiva
 

Por Dania Díaz Socarrás y María Rosa del Sol Orúe/ 3er año de Periodismo

La Doctora en Ciencias Pedagógicas de la Universidad de Camagüey (UC) “Ignacio Agramonte Loynaz” Olga Lidia Pérez González, Vicedecana de Investigaciones y Postgrado de la Facultad de Informática y Jefa del Grupo de Investigaciones de Matemática Educativa (GIMEUC) de la Universidad de Camagüey, compartió con Avanzada la alegría de recibir la Orden Carlos J. Finlay, otorgada por el Consejo de Estado de la República de Cuba,  el 9 de diciembre del pasado año.

Foto: La Dra.C. Olga Lidia Pérez (centro) el día que le entregaron la Orden Carlos J. Finlay. A su lado, el Ministro de Educación Superior Rodolfo Alarcón Ortiz y la Viceministra Aurora Fernández. Clic en la imagen para ampliar.

El lauro reconoce elevados aportes en la actividad científica, investigativa y docente y la propia Dra. Pérez confiesa que se sorprendió al escuchar los descubrimientos de los otros 36 investigadores del país acreedores de la orden junto a ella. “Ahí había desde los que  descubrieron una vacuna hasta los simples investigadores como yo que estudiamos sobre cómo perfeccionar la enseñanza de la Matemática. Esto da una muestra de que el país reconoce tanto las investigaciones de orden biotecnológico como las de corte social”, comentó.
Este galardón fue el resultado del trabajo de toda una vida, dentro del que resalta su labor frente al grupo fundado y dirigido durante muchos años por Milagros de la Caridad Gutiérrez Álvarez, nombre que lleva hoy la Cátedra Honorífica para el desarrollo de la cultura matemática de la UC, que también preside Olga.
Pérez ingresó al GIMEUC en 1998 y desde entonces acumula logros para el grupo, la universidad, la provincia y el país con investigaciones en el campo de  la matemática educativa en busca de acercar más esa compleja materia a los estudiantes. Por eso confiesa que una de sus mayores satisfacciones es que “cada vez son más los estudiantes graduados de diferentes ingenierías que se interesan por el estudio de la Matemática para tesis de posgrado”.
“La primera experiencia que tuvimos fueron dos estudiantes de Maestría en Ciencias Informáticas que se graduaron en julio del 2010 con una tesis sobre la aplicación de la Matemática a la Informática y en octubre obtuvieron el premio de la Academia de Ciencias Provincial”.
La también Miembro de la Comisión de Postgrado del Comité Latinoamericano de Matemática Educativa y  Coordinadora del Programa de Doctorado en Ciencias Pedagógicas entre la Universidad de Camagüey y la Universidad Autónoma de Santo Domingo, República Dominicana, lidera hoy la Maestría de Enseñanza de la Matemática y es tutora de numerosas tesis, incluso de profesionales extranjeros. Gracias al prestigio internacional alcanzado por el grupo, veinte dominicanos hacen su doctorado vinculados al GIMEUC.
Desde 1997, una representación de los estudios de la UC sobre la enseñanza de Matemática forma parte de la Reunión Latinoamericana de Matemática Educativa, en la que Olga ha sido invitada como conferencista en múltiples ocasiones. El destacado evento internacional se celebró en Camagüey en los años 2006 y 2011, después de tener lugar cuatro años antes en la Ciudad de La Habana.
“Este certamen ingresó en su más reciente edición en Cuba 32 000 CUC al Ministerio de Educación Superior, además de los ingresos colaterales a los servicios de hoteles y otros a que accedieron sus participantes”.
El grupo aporta mucho económicamente por todas sus investigaciones y sus relaciones con investigadores de otros países que han permitido la participación de varios de sus miembros en disímiles eventos internacionales.
Por todos sus méritos el GIMEUC, con sus más de 20 integrantes de distintas nacionalidades, ha merecido durante varios años consecutivos el Premio del Rector a  los resultados ya aplicados de mayor impacto al desarrollo social y es un punto de referencia para la investigación internacional, gracias en buena medida a las facilidades que da el sistema educacional cubano para el desarrollo de estudios de este tipo, poco valorados en otros países del mundo y altamente costosos para quien pretenda llevarlos adelante.
“Si hay algo que yo agradezco a la Revolución cubana es la posibilidad de hacer estas investigaciones, porque he tenido la oportunidad de visitar otros países y se necesitan recursos económicos para hacer lo que nosotros hacemos, por más voluntad que tengas si no tienes dinero no puedes llevar las investigaciones adelante”
Olga Lidia Pérez tiene, además, muchos otros lauros entre los que podemos mencionar el Premio Nacional Sello Forjadores del Futuro otorgado como Personalidad Distinguida, Brigadas Técnicas Juveniles, 2011; la Medalla 45 Aniversario de la Universidad de Camagüey, otorgada en octubre del 2012; así como el Premio Internacional: Mención especial al Sistema Experto para el Algebra Lineal, otorgado por el Comité Latinoamericano de Matemática Educativa, 2012 (Concurso de Carteles) y el Premio al Mérito Científico Técnico  (2013) por sus innovaciones educativas para la enseñanza aprendizaje de la Matemática.
Su voz se escucha mucho más allá de nuestras fronteras en el campo de la enseñanza didáctica, motivo ese por el que es invitada a numerosos eventos internacionales. La semana próxima, asistirá al Simposio de Matemática y Matemática Educativa, que organiza la Universidad Antonio Nariño de Colombia, donde es la encargada de la conferencia de clausura.
Su trabajo de toda una vida entregada al perfeccionamiento de la enseñanza de una ciencia tan difícil para los estudiantes como la Matemática, cuenta con el reconocimiento lo mismo de sus alumnos de álgebra lineal de la especialidad de Ingeniería Informática de la UC, que de investigadores de Cuba y el mundo que entienden la utilidad de sus estudios para el  mejoramiento de la docencia a todos los niveles.

Share

Ud. no tiene derechos para comentar.